Denuncias van y vienen luego de cambio de gobierno en República Dominicana


Por Edilberto F. Méndez Amador

Santo Domingo, 28 ago (Prensa Latina) A tan solo 12 días de asumir las riendas del gobierno dominicano, encabezado por el presidente, Luis Abinader, las denuncias contra el saliente ejecutivo van y vienen, sin aún saber hoy cuál será su final.

En la medida que las nuevas autoridades reciben las instituciones y dependencias y comienzan su andar independiente, aparecen señales de irregularidades.

La víspera, y al parecer con el objetivo de descifrar los problemas encontrados, Abinader anunció que auditará la gestión de las instituciones públicas durante el mandato del expresidente Danilo Medina (2012-2020).

Aunque señaló que las auditorías no se harán con el fin de perseguir a funcionarios del pasado Gobierno, dijo que ‘tampoco dejaremos de actuar ante las irregularidades en contra de los bienes y propiedades del pueblo dominicano’.

Entre las acusaciones y denuncias en entidades estatales se encuentran los pagos efectuados por 21 mil 500 millones de pesos (369 millones dólares) durante la etapa de transición.

De ahí que los primeros organismos a auditar sean el Ministerio de Educación, Salud y Obras Públicas, por la magnitud de recursos que manejaron.

Otra denuncia de mucho peso fue efectuada por el ministro de Administración Pública, Darío Castillo, quien reveló la existencia de seis mil servidores públicos con dos empleos en el Estado sin pertenecer al área educativa.

Castillo explicó que esto se determinó mediante un cruce de informaciones cuando llegó a la institución, pero la Constitución de la República establece que ‘ningún funcionario o empleado del Estado puede desempeñar, de forma simultánea, más de un cargo remunerado, salvo la docencia’.

También destacó existen más de tres mil servidores públicos en la nómina con pensiones, siendo esto una violación.

En las últimas horas suena el caso de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses, donde su nuevo director dio a conocer que solo brindan servicio 132 unidades de más de 500 que debe tener la entidad en todo el país.

Además, otro caso que apunta a un proceso rápido por su envergadura es el del Plan Social de la Presidencia, donde -según expresó el jefe de Estado- no hay forma de obtener información sobre inventarios, deudas, pagos y compras porque presuntamente las autoridades salientes se llevaron los discos duros de las computadoras.

Sin embargo, este viernes la exdirectora, Iris Guaba, negó las acusaciones y aclaró que sus informaciones están resguardadas en un centro de servidores con nube.

También precisó que el resto de los datos en cuanto a presupuesto, recursos humanos, compras y contrataciones públicas, están disponibles en la página web de la entidad y en todas las instituciones del sistema.

Todo parece indicar que en la medida en que el gobierno avance y los nuevos directivos y funcionarios asumen cargos y revisan todo cuanto les corresponde, aparecerán nuevas historias, ciertas o falsas, pero dignas de prestar atención.

Por el momento, además de las mencionadas denuncias, pululan ideas, nuevos proyectos, planes, aspiraciones y deseos, pero todo dentro de la pandemia y una crisis económica sin precedentes que impedirá en muchos casos cumplir con todo.

Seguir este período es vital para despejar incógnitas y valorar la primera etapa del nuevo gobierno, pues la sociedad espera que cumpla sus promesas y, sobre todo, tenga en cuenta que junto con denuncias y combate a las irregularidades, debe marchar la atención a los más vulnerables de este país y a quienes la Covid-19 tiene sumidos en problemas.

car/ema


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *