CAID ofreció 347,676 intervenciones médicas y terapéuticas, desde su creación

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), definido como una obra de amor, fue la principal iniciativa de la primera dama Cándida Montilla de Medina, para atender a niños y niñas en condición de autismo, Síndrome de Down y parálisis cerebral.

Constituye la primera acción que desarrolla el Estado en toda su historia  dedica a la evaluación, diagnóstico y rehabilitación de esta población con discapacidad, para mejorar su calidad de vida, la de su familiar y red social.

Desde sus respectivas fechas de apertura hasta marzo de 2020, las tres de las cuatro sedes del CAID han beneficiado de manera directa a 5,846 niños y niñas, y 298 han egresado del programa Mi apellido es CAID, tras haber alcanzado los objetivos del plan terapéutico integral personalizado.

Agrupados por diagnóstico se tienen 2,434 beneficiarios con trastornos del espectro autista; 412 con síndrome de Down, y 691 con parálisis cerebral. Otros 2,309 usuarios fueron diagnosticados con discapacidades diversas.

En el mismo período, las sedes totalizaron 97,272 intervenciones médicas y 250,404 intervenciones terapéuticas.

“Uno de los principales logros del CAID es ayudar a cambiar las vidas de las familias que tienen hijos con discapacidad, pues tienen un mejor conocimiento, y por tanto, mayor comprensión de sus necesidades” ha dicho Cándida, quien es psicóloga clínica y terapeuta familiar.

Ahorro de RD$200,000

Hasta la creación del CAID, las atenciones a los trastornos del espectro autista, del síndrome de Down y de la parálisis cerebral estaban reservadas por su elevado costo a los sectores de más altos ingresos, usuarios de los servicios de salud privados.

Los niños y niñas de los sectores desfavorecidos estaban condenados al agravamiento progresivo de su condición, por no poder cubrir los honorarios de la atención terapéutica.

El bajo costo de los servicios, que puede ser exonerado cuando la insolvencia del hogar de proveniencia del niño o la niña paciente es demostrable, explica el flujo de solicitudes de ingreso recibidas por el CAID. 

De conformidad con estimaciones institucionales, las familias beneficiadas tienen un ahorro anual promedio de 200,000 mil pesos, calculado en base a la tarifa médica del sector privado.

Tomando como parámetro la media de habitantes por hogar calculada por la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR) para todos sus años de aplicación, los CAID han beneficiado de manera indirecta a 19,292 personas. Ha sido una contribución al saldo de la deuda con los más pobres.

El alto interés por esta obra, la primera dama Cándida Montilla de Medina, lo manifestaba realizando frecuentes visitas a las sedes, escuchando las inquietudes de familias y procurando soluciones a diversos temas.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *