Brasil pide a inversores acoger áreas protegidas de Amazonía

RÍO DE JANEIRO (AP) — El gobierno de Brasil propuso el jueves que los administradores de activos globales adopten áreas protegidas de la Amazonía para reducir la deforestación ilegal antes de la temporada en que los agricultores suelen provocar incendios para retirar la vegetación.

El vicepresidente brasileño Hamilton Mourao, quien dirige el consejo sobre la región de la Amazonía, sostuvo una videoconferencia con representantes de firmas de inversión y dijo que espera su apoyo financiero para respaldar proyectos de protección ambiental.

El mes pasado, empresas de inversión, principalmente europeas, enviaron una carta en la que expresaron su preocupación por el aumento de la deforestación y exigieron medidas enérgicas contra las actividades ilegales en la Amazonía. Las 34 compañías que se han unido a la iniciativa hasta ahora administran activos por un total de 4,6 billones de dólares.

“El programa Adopta un Parque permitirá que cada una de esas empresas nacionales e internacionales elija una de las 132 unidades de conservación en la Amazonía y comience a apoyarlas financieramente, para supervisión, prevención y recuperación”, dijo el ministro del medio ambiente Ricardo Salles durante una conferencia de prensa en Brasilia luego de la reunión virtual.

financiamiento, por ejemplo, podría pagar la contratación de elementos de seguridad para evitar que la gente ingrese a las áreas.

El presidente Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019 con promesas de retirar las restricciones que impiden aprovechar las riquezas de la enorme Amazonía, y en varias ocasiones se ha opuesto a que se reserven grandes territorios para los pueblos indígenas.

El año pasado, su gobierno enfrentó críticas a nivel internacional cuando la deforestación en la selva tropical alcanzó su peor nivel en 11 años. Como resultado, algunos miembros de legislaturas europeas han dicho que votarían contra la ratificación de un tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, que incluye a Brasil, el cual fue firmado en junio de 2019 luego de dos décadas de negociaciones.

La deforestación en la Amazonía aumentó 22% en los primeros cinco meses de este año respecto al mismo periodo de 2019, reportó la agencia gubernamental que vigila la selva tropical el 6 de junio. Los datos de todo ese mes no han sido dados a conocer.

En la videoconferencia el jueves, los inversionistas le dijeron a las autoridades brasileñas que están monitoreando las tasas de deforestación, la prevención de incendios forestales y la aplicación del código forestal de Brasil, entre otros temas importantes para sus evaluaciones, de acuerdo con un comunicado de Storebrand, una de las instituciones financieras que participó en la reunión.

AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *