Alejandro Fernández afirma que la primera prioridad de su gestión será mantener la estabilidad financiera

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El analista financiero Alejandro Fernández W. asumió este lunes sus funciones como superintendente de Bancos, tras ser designado por el presidente de la República, Luis Abinader Corona, mediante el decreto 329, del 16 de agosto de 2020.

En una breve ceremonia de cambio de mando, el nuevo titular del órgano regulador socializó con los principales ejecutivos las prioridades de su gestión. Afirmó que la primera será mantener la estabilidad financiera en un contexto particularmente desafiante, dados los efectos de la pandemia del covid-19 en la economía y la incertidumbre sobre cómo evolucionará el panorama a corto y mediano plazo.

Precisó que las acciones en este sentido procurarán asegurar que la banca dirija esfuerzos a identificar y provisionar deudores no viables, así como a apoyar la recuperación de aquellos que, aunque estén enfrentando adversidades, son viables.

Igualmente, el funcionario expresó su compromiso con el diseño de políticas públicas que permitan acompañar a los usuarios y deudores que han experimentado un deterioro en sus ingresos y su capacidad de pago como resultado de la crisis.

Otros aspectos prioritarios para la gestión son el fomento de la digitalización y la innovación en la institución y el sistema financiero de manera general, el fortalecimiento institucional de la Superintendencia de Bancos, y el robustecimiento de la integridad del sistema bancario y cambiario mediante la lucha contra el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y la criminalidad financiera.

También se propone elevar el nivel de inclusión financiera e implementar un ambicioso plan dirigido a mejorar la educación y la protección de los derechos de los usuarios.

“En síntesis, tenemos la oportunidad y el propósito de llevar la teoría a la práctica, formulando políticas públicas que fomenten la estabilidad macroprudencial y la adecuada protección de los depositantes y demás usuarios”, concluyó el funcionario.

Como invitados especiales asistieron al acto la directora general de Ética Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch, y el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu. Asimismo, estuvieron presentes el superintendente saliente, Luis Armando Asunción Álvarez, y otros altos ejecutivos de la institución.

El nuevo titular del órgano regulador también se hizo acompañar de su esposa y sus hijos, y de algunos miembros del equipo de ejecutivos que participarán en su gestión.

En su intervención, Fernández W. agradeció al presidente de la República la confianza depositada en él para dirigir la Superintendencia de Bancos en una coyuntura tan delicada como la actual, y afirmó su compromiso de servirle al país con dignidad, profesionalismo, dedicación y transparencia.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *