Salario de las mujeres es más alto que el de los hombres en República Dominicana

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 A pesar de que las mujeres son minoría en una proporción 45 a 55 frente a los hombres en el mercado laboral formal, la calidad y especialidad de sus servicios les han permitido ganar espacio en el renglón más importante de los empleos: el salario.

Las estadísticas de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), donde se registran los empleos formales privados y públicos, indican que el salario cotizable promedio de las mujeres supera en un 5.4% al de los hombres en distintos niveles.

Solo entre los trabajadores más jóvenes (de 16 a 24 años) y los de mayor edad (de 65 años en adelante) los hombres cotizan salarios más elevados, mientras que en los segmentos más productivos (entre 25 y 64 años de edad) las mujeres devengan mejores salarios.

Por eso, al sacar el promedio general con cierre al 31 de diciembre de 2020, las mujeres cotizan un promedio salarial de RD$24,992.10 mensual, mientras que los hombres estarían cotizando con un promedio de RD$23,706.22 al mes.

Recuperación laboral

Hasta el segundo mes de este año, el mercado laboral formal muestra un proceso de lenta, pero sostenida recuperación, al punto que el sector privado suma 1 millón 437,357 empleados. Esto es un 9.3% menos que los 1 millón 585,903 empleos activos al 28 de febrero de 2020, justo antes de la pandemia del covid-19 y la consecuente paralización de las actividades económicas.

En el último año se perdieron 148,446 empleos formales en el sector privado, una cantidad mínima si se toma en cuenta que el desempleo llegó a superar los 800,000 en los peores meses de la pandemia.

La TSS indica en su informe estadístico que al cierre de febrero de este año la cantidad de empleadores registrados era de 91,719 empresas, para una reducción de apenas un 1% (953 menos) si se comparan con las 92,692 empresas activas antes de la pandemia.

Entre los meses de abril y junio de 2020, en plena cuarentena, la cantidad de empresas inactivas superó las 11,000, de acuerdo con los informes publicados por la TSS. Actualmente, menos de 1,000 siguen sin cotizar a la seguridad social.

Volver a la senda

Tanto el Gobierno central como las autoridades monetarias realizan esfuerzos para que las empresas retomen sus procesos productivos y que así se recuperen los empleos perdidos durante el último año.

A eso se suma un reto mayor, el de retomar el camino de la generación de empleos nuevos a un ritmo de 100,000 cada año como se había logrado en la última década, aunque con un alto componente de puestos de trabajo en el sector público. De hecho, durante los últimos nueve años, desde el 31 de marzo de 2011 al 31 de marzo de 2020, en el país se registraron 936,078 nuevos empleos formales, al pasar de 1 millón 314,062 a 2,250,140, para un promedio anual de 104,008 nuevos puestos.

Sin embargo, el 29.5% de los empleos registrados al 31 de marzo 2020 (662,220) eran empleos del sector estatal en entidades centralizadas y descentralizadas, por lo que para esa fecha, el sector privado registraba 1 millón 587,920 trabajadores cotizantes. Se estima que en esos nueve años, el sector privado generó en promedio 73,500 empleos cada año.

Desde el 31 de marzo de 2020 al 28 de febrero de 2021, esa tendencia anual se revirtió con una doble proporción negativa, tras la pérdida de 150,463 puestos de trabajo.

Empleos en el Gobierno

Se estima que cerca del 30% de los empleados formales en el país es aportado por el sector público centralizado y descentralizado. Al 31 de marzo de 2020 eran el 29.5% con poco más de 662,200 trabajadores cotizando a la TSS. Sin embargo, hay una parte importante de empleados del sector público descentralizado que no cotiza a la TSS, por lo que se estima que pudieran sumar en conjunto alrededor de 700,000.

Con la pérdida de empleos en el sector privado, la proporción relativa de empleados públicos es mayor, pues pasó a representar el 31% de la fuerza laboral formal. Esto, a pesar de que al cierre de febrero de 2020, los empleados públicos centralizados y descentralizados suman 646,934, es decir, un 21.3% menos de los que registraba antes de la pandemia.

Entre los empleados públicos que no cotizan a través de la TSS están los de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, de la Junta Central Electoral, del Poder Judicial, así como una parte de los servidores de las alcaldías en todo el país que no han sido debidamente registrados.

Esa es la razón por la que se estima que, al sumar a esos trabajadores de entidades descentralizadas del Estado, posiblemente la cantidad de empleos en el Gobierno supere los 700,000 puestos, para representar un tercio de la fuerza laboral formal en República Dominicana.

El Dinero.com


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *