Revelan Neit Nivar, Álvarez Bogaert y Caonabo Fernández evitaron Peña Gómez fuera asesinado

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El exjefe de la Policía Nacional, Neit Nivar Seijas, el otrora dirigente del Partido Reformista, Fernando Álvarez Bogaert y don Caonabo Fernández fueron parte de las figuras que protegieron de la muerte a José Francisco Peña Gómez durante la época de los 12 años de Joaquín Balaguer.

La afirmación fue hecha por José Francisco Peña Guaba, hijo del extinto líder del Partido Revolucionario Dominicano, quien dijo que esas figuras arriesgaron hasta sus propias vidas por proteger a su padre.

“El Mayor General Neit Nivar Seijas, quien, en más de una ocasión, le salvó la vida a mi progenitor mandándolo a esconder mientras toda la estructura militar de la época lo buscaba”, afirmó.

A Peña Guaba le parecía incomprensible la protección de Nivar Seijas a Peña Gómez, porque era jefe de la Policía Nacional del régimen balaguerista. Para esta misión utilizaba a su íntimo amigo Salomón Sanz “para salvar la vida del opositor perseguido! Igualmente, mi padre le guardó a Neit agradecimiento de por vida”.

De Álvarez Bogaert recuerda que en los “difíciles momentos de los despiadados 12 años del balaguerato, Don Fernando le sirvió a papá como un amigo fiel, a pesar de que al hacerlo se exponía a la furia presidencial y a la de los incontrolables de esos tiempos”.

No obstante, Peña Guaba dijo que su progenitor supo corresponder a la protección de Álvarez Bogaert, cuando el PRD llegó al gobierno en 1978 y las autoridades procedieron a allanar su casa.

“Cuando eso ocurrió, desde que se enteró mi padre se apersonó de inmediato en muestra de apoyo y exculpación con su amigo, ante semejante acción”, indicó.

Otra familia que también protegió a Peña Gómez de un triste final fue la casa familiar del matrimonio de don Caonabo Fernández y doña Nilda Socias, la cual utilizaba como escondite.

“Por cierto, mi padre llevó en su alma, durante toda su existencia, profundo respeto y reconocimiento por el matrimonio de Don Caonabo y Doña Nilda y a sus hijos, por haberse arriesgado a protegerlo en aquellos momentos”, sostuvo.

Peña Guaba recuerda que cuando tenía apenas 10 años, veía muy poco a su padre porque tenía que vivir en la clandestinidad, debido a la atroz persecución desatada por los gobiernos de los 12 años de Balaguer.

Dijo que las diferencias entre Peña Gómez y Balaguer radicaron en el hecho de que su padre hizo todo a su alcance para evitar el asesinato del coronel Francisco Alberto Caamaño, en el 1973.

“Sé de primera mano que no poder contribuir a evitar la muerte de Caamaño, laceró profundamente el alma de mi padre, cuya impotencia ante tal hecho fue una de muchas causas que le hizo renunciar 3 veces como Secretario General del PRD”, sostuvo.

N.COM


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *