Negociaciones entre LIDOM y FENAPEPRO, en un mal momento

Durante los últimos meses, el beisbol dominicano ha prestado especial atención a los roces que han causado las negociaciones de un nuevo acuerdo laboral entre la Liga Profesional de la República Dominicana (LIDOM) y la Federación Nacional de Peloteros Profesionales (FENAPEPRO).

REPÚBLICA DOMINICANA — Durante los últimos meses, el beisbol dominicano ha prestado especial atención a los roces que han causado las negociaciones de un nuevo acuerdo laboral entre la Liga Profesional de la República Dominicana (LIDOM) y la Federación Nacional de Peloteros Profesionales (FENAPEPRO). Este proceso tiene un componente histórico ya que del resultado de dichas negociaciones podría nacer la primera agencia libre en la historia del béisbol invernal dominicano, así como mejoras sustanciales en pro de los jugadores, en algunos aspectos.

Durante el mediodía del pasado lunes, el periodista de ESPN, Enrique Rojas, realizó el comentario que dicho acuerdo laboral no entraría en vigencia a partir de la próxima temporada, sino que lo haría más adelante, tal vez para el torneo 2021-2022. Rojas entendía que se estaba poniendo de lado la prioridad actual que debe ser la de controlar las consecuencias que la pandemia del COVID-19 podría tener sobre el torneo de beisbol más importante de la República Dominicana.

Ciertamente, a pesar de que en un par de ocasiones las partes han comentado que las conversaciones han transcurrido de forma cordial, las declaraciones públicas de los presidentes de LIDOM y FENAPEPRO apuntan hacia la existencia de posiciones bastante alejadas de la percepción que se ha tratado de construir a través de varios comunicados de prensa.

Sin embargo, tomando en cuenta la posibilidad de que el acuerdo laboral no entre en vigencia de inmediato, es obligatorio preguntarse si los esfuerzos de ambas partes deberían estar encaminados a mitigar los efectos que la pandemia actual tendrá sobre el torneo. Se ha mencionado que varios patrocinadores preferirían no participar de la contienda invernal debido al impacto económico que la paralización de labores ha tenido sobre ellos, lo que podría traducirse en un efecto directo sobre los salarios de los jugadores.

Adicionalmente, no se ha comentado nada concreto sobre la posibilidad de jugar sin público o con público reducido y el efecto que tendrían ambas medidas sobre las ganancias percibidas por la liga y los equipos, a raíz de la asistencia de los estadios.

demás, salió a flote la posibilidad de que la serie regular sea recortada a 30 partidos, dependiendo de varios factores, como la fecha de inicio del torneo. Según indicó Vitelio Mejía, presidente de LIDOM, durante una rueda de prensa a finales del mes de abril, el inicio del evento podría verse retrasado.

Fuera de las confrontaciones y declaraciones públicas de ambas partes, ha habido mucho silencio con respecto a esos aspectos fundamentales, por lo que podría surgir la percepción de que temas tan importantes como los salarios de los peloteros para la próxima temporada, aún no hayan sido acordados o siquiera conversados por LIDOM y FENAPEPRO. Este silencio fue confirmado por ESPN al tratar de obtener impresiones de parte del presidente de la asociación de peloteros, Erick Almonte, sobre la última reunión de negociaciones y que él mismo señalara que no había nada nuevo que reportar.

Las negociaciones podrían llevar un curso equivocado en este particular momento y si se presta atención a la dificultad que MLB y su asociación de jugadores han tenido para establecer temas tan vitales como el pago de los salarios, se desconoce qué podría ocurrir en República Dominicana en caso de que la liga y sus equipos les expresen a los jugadores que tendrán que negociar una reducción de salarios.

ESPN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *