Los superricos británicos pierden 60.000 millones de euros por el coronavirus

El coronavirus ha pasado también factura a los superricos en el Reino Unido. Las mil mayores fortunas de las islas británicas han perdido en conjunto en torno a 54.000 millones de libras (60.000 millones de euros) en los dos últimos meses, según la lista anual que publica The Sunday Times.

El coronavirus ha pasado también factura a los superricos en el Reino Unido. Las mil mayores fortunas de las islas británicas han perdido en conjunto en torno a 54.000 millones de libras (60.000 millones de euros) en los dos últimos meses, según la lista anual que publica The Sunday Times.

Algunos de los multimillonarios han sufrido pérdidas individuales por encima de los 7.000 milllones de euros, y 63 de ellos -de Richard Branson a los hermanos Sri y Gopi Hinduja o el Jim Ratcliffe- han tenido que recurrir a las ayudas estatales para mantener a flote sus empresas y evitar despidos masivos.

Se trata de la primera vez en que las grandes fortunas británicas pierden valor en su conjunto desde el 2009, el año después de la debacle financiera. Pese a la cura de austeridad por la que pasaron los británicos durante los gobiernos conservadores de David Cameron y Theresa May, el bache entre los superricos y el resto de la sociedad siguió ensanchándose ostensiblemente en la úlima década.

Los editores de The Sunday Times han reconocido que, antes de que golpeara la pandemia con toda su virulencia a primeros de marzo, la lista reflejaba el récord de las grandes fortunas en los últimos 31 años. Desde entonces, más de 2,5 millones de británicos han pedido asistencia social bajo el «crédito universal» y más de 7,5 millones se han abonado al programa estatal para mantener un porcentaje de sus salarios durante la epidemia que se ha cobrado hasta la fecha 34.466 muertes.

La primera lista «post-coronavitus» de los superricos la encabeza este año un británico de pura cepa: James Dyson, el «rey» de las aspiradoras y defensor entusiasta del Brexit, que decidió sin embargo afincarse en Singapur el año pasado. A sus 73 años, el valor estimado de su fortuna ha subido a 16.200 millones de libras (18.100 millones de euros).

El ascenso de Dyson se consumó antes de que golpeara la pandemia (y de que lograra un contrato de 22 millones de euros para fabricar respiradores de urgencia para el Servicio Nacional de Salud que al final no hicieron falta). El 2020 iba a ser el año del lanzamiento del coche eléctrico de lujo Dyson, presto a hacer la competencia los Tesla de Elon Musk, pero el proyecto ha sido finalmente desechado y ha supuesto un «mordisco» de apenas 600 millones de euros en la mayor fortuna del Reino Unido.

Los hermanos Hinduja, que el año pasado encabezaron la lista, pasan a segundo lugar con su imperio petrolero y financiero, seguidos de los hermanos David y Simon Reuben, también nacidos en India, con una riqueza cimentada en el aluminio, en las propiedades inmobiliarias y en internet (y una donación estratosférica de 700.000 euros al Partido Conservador coincidiendo con el ascenso de Boris Johnson).

Otro que vuelve a subir al cuarto lugar en la lista, con una fortuna estimada en 15.700 millones de libras (17.500 millones de euros) es el maganate de orige ucraniano Leonard Blavatnik, con su conglomerado Access Industries. En séptimo lugar se encuentra el oligarca ruso, de origen uzbeko, Aliseh Usmanov, con intereses en Metalloinvest y MegaFon en Rusia, y con un pie en el club de fútbol Everton. El presidente del Chelsea, el ruso Roman Abramovich, cae esta vez al puesto número 12.

En una lista marcada por las entradas extranjeras, destaca también la subida de otro «héroe local», Lord Anthony Bradford, aupado hasta el número 27 con sus negocios de la construcción y muy vinculado a Boris Johnson, que se subió a una de sus excavadoras con el lema «Get Brexit Done».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *