Leche de coco para el cabello: la mejor forma de aplicar la fruta maravilla

1157760667

De aspecto tan tentador como confortable, la leche de coco es definitivamente irresistible. Como derivado de una de las frutas más versátiles, es protagonista en la cocina de muchos países tropicales tanto en Asia como en el continente americano aportando suavidad, dulzor, cremosidad a los platos salados o dulces. 

El coco y sus derivados brindan nutrientes al organismo beneficiándolo por dentro ¡y por fuera! La leche de coco específicamente aparece en las etiquetas de muchos productos de belleza comerciales: desodorantes, cremas hidratantes, cremas de belleza, champús, acondicionadores, mascarillas y más, pues sus activos ofrecen muchos beneficios, por lo que siempre serán una gran opción.

Contiene ácido láurico, un ácido graso saturado con propiedades antibacteriales y antioxidantes, que ayuda a mejorar la hidratación de la piel, previniendo el envejecimiento prematuro, y es útil para tratar otras afecciones, según especifican en el sitio web especializado Cuerpo Mente. También se le adjudica una capacidad especial para penetrar las fibras del cabello y reparar la cutícula. Pero además contiene calcio, fósforo, magnesio, selenio, vitaminas del grupo B y vitamina C, entre otras sustancias que hacen de la leche de coco una opción ideal para nutrir a profundidad el cabello. 

El cabello seco, débil, quebradizo con pérdida de volumen y que ha sido expuesto a agentes contaminantes, puede encontrar en este ingrediente un aliado para recuperarse de manera natural y segura, pues no hay investigaciones que arrojen efectos secundarios, y según Healthline, restaura también el cuero cabelludo, actuando como un poderoso acondicionador para el cabello dañado, con caspa o resequedad.

La única contraindicación

Mantener nuestra piel y nuestro cabello saludables, empieza desde adentro. Alimentándonos adecuadamente, consumiendo una dieta variada con todos los grupos de alimentos, así como una correcta hidratación. 

En este sentido, la leche de coco es rica en nutrientes beneficiosos, cuenta con solo 3% de azúcar, fibra y carbohidratos con poder saciante, pero tiene un alto porcentaje de grasas saturadas, lo que nos indica que debemos consumirla con moderación. Asimismo, quienes tienen cabello y piel grasos deben recurrir a otras opciones como una infusión de romero para regular el exceso de grasa. 

Sin embargo, la aplicación tópica de la fruta o sus derivados como la leche de coco no nos afectará en este aspecto, así que cabello a la obra, prepara el spa casero, cuida la limpieza y pulcritud de tus envases y herramientas y dedícate a disfrutar de esta propuesta fascinante para fortalecer y embellecer el cabello.

¿Cómo preparar y usar leche de coco para el cabello? Muy fácil

Para disfrutar de los beneficios de la leche de coco podemos adquirirla comercialmente, prepararla en casa o, como mencionamos antes, en productos de belleza que la contengan en sus componentes. 

Hacerla en casa será siempre más saludable pues no tienes conservantes ni azúcares añadidas. De esta manera solo se necesitan una taza de pulpa rayada de coco maduro y dos tazas de agua tibia que irán a la licuadora para posteriormente colar el líquido en un filtro muy fino como los de café. Lo que queda en el filtro puede utilizarse en recetas de cocina.

Para hidratar y aliviar el cuero cabelludo reseco, debemos usar la leche de coco pura dejando actuar unos 15 minutos antes de enjuagar minuciosamente. 

Una mascarilla extra nutritiva, recomendada por Healthline, se prepara agregando a la cantidad de leche de coco adecuada para nuestra cantidad y largo de cabello unas gotas de aceite de argán, jojoba o almendras. Se aplica en el cabello limpio y húmedo, distribuyendo uniformemente con un peine de dientes anchos. Se deja actuar entre 15 y 20 minutos para luego enjuagar muy bien y culminar con el acondicionador habitual.

Para recuperar volumen perdido a causa del uso excesivo de químicos, y fortalecer el cabello quebradizo, se recomienda una mascarilla de leche de coco y aloe vera.

Se prepara mezclando en la licuadora y durante un minuto 75 gramos de gel de aloe vera con 125 mililitros de leche de coco. Se recomienda aplicar generosamente de raíz a puntas, separando el cabello en mechones. Se deja actuar durante 30 minutos y se lava con los productos habituales recomendados para cada tipo de cabello. Se deja secar naturalmente y se repite dos veces por semana.  

Yahoo Vida y Estilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *