La calma regresa a EEUU con marchas en su mayoría pacíficas

CALMA, REGRESA, MARCHAS, PACIFICAS

NUEVA YORK (AP) — Las protestas del martes fueron en gran parte pacíficas y las calles de Estados Unidos tuvieron su jornada más tranquila en varios días, desde que la muerte de George Floyd desencadenó marchas que en ocasiones derivaron en violencia y destrucción, además de demandas de que que se detenga la violencia policial y la injusticia contra los afroestadounidenses.

Durante la noche se registraron robos aislados en la Ciudad de Nueva York, y para el miércoles de madrugada se habían registrado más de 9.000 detenciones en todo el país desde el inicio de las protestas tras la muerte de Floyd, el 25 de mayo en Minneapolis. Pero fue una noche considerablemente más tranquila que las anteriores, que en algunas ciudades incluyeron

Muchas ciudades habían reforzado sus toques de queda, y las autoridades en Nueva York y Washington ordenaron a la gente que despejara las calles cuando aún era de día.

Un día después de que manifestantes pacíficos fueran dispersados cerca de la Casa Blanca para que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se tomara una foto en una iglesia cercana, miles de personas se congregaron a una cuadra de distancia de la residencia presidencial. Los inconformes se colocaron frente a las fuerzas de seguridad, alineados detrás de una valla metálica colocada durante la noche para bloquear el acceso al Parque Lafayette, ubicado frente a la Casa Blanca.

“Lo de anoche me llevó al límite”, dijo Jessica DeMaio, de 40 años, quien asistió a una protesta por la muerte de Floyd el martes por primera vez. “Estar aquí es mejor que estar en casa sintiéndome impotente”.

La multitud siguió en el sitio después de que entró en vigor el toque de queda de la ciudad a las 19:00, desafiando las advertencias de que la respuesta de las fuerzas del orden público podría ser incluso más enérgica. Pero la multitud reunida el martes se mostró pacífica e incluso educada. En un momento, dado la muchedumbre comenzó a abuchear cuando un manifestante se subió a un poste de luz y quitó un letrero de la calle. Comenzaron a corear: “¡Protesta pacífica!”.

Trump, por su parte, redobló sus peticiones de mano dura del lunes, cuando amenazó con enviar al Ejército para restaurar el orden si los gobernadores no lo hacían.

“CIUDAD DE NUEVA YORK, LLAMA A LA GUARDIA NACIONAL”, tuiteó. “La escoria y los perdedores te están destrozando. ¡Actúa deprisa!”.

Miles de personas seguían en las calles de la ciudad de Nueva York el martes por la noche, ignorando el toque de queda de las 20:00, aunque para las primeras horas del miércoles, en la mayoría de las calles sólo se veía a policía patrullando. Midtown Manhattan quedó salpicado de escaparates rotos tras las protestas del lunes.

AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *