AP EXPLICA: ¿Qué implica para Trump la nueva pesquisa penal?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

NUEVA YORK (AP) — Donald Trump enfrenta dos investigaciones criminales simultáneas en Nueva York, donde la fiscalía estatal dice que su actual pesquisa civil sobre el exmandatario y sus negocios ahora tiene naturaleza penal.

La fiscalía estatal efectúa la investigación, confirmada el martes en la noche, en paralelo con la fiscalía de distrito en Manhattan, que ha estado investigando a Trump y a su compañía, la Organización Trump, desde hace unos dos años.

La fiscalía de distrito ha estado revisando los expedientes fiscales de Trump, contrató a un exfiscal antihampa para que le ayude en la investigación y ha estado entrevistando a testigos, entre ellos Michael Cohen, exabogado personal de Trump.

Hasta ahora no hay indicios de que se vayan a presentar cargos. Trump sigue describiendo el asunto como una “cacería de brujas”.

He aquí un vistazo a la situación actual:

¿QUIÉNES ESTÁN INVESTIGANDO A TRUMP?

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, y el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr. (ambos demócratas), han estado realizando indagaciones paralelas sobre Trump y sus negocios durante más de dos años.

La oficina de Vance investiga si el expresidente, su compañía o personas vinculadas con ellos cometieron delitos relacionados con asuntos que incluyen pagos para comprar el silencio de mujeres que dicen haber tenido relaciones sexuales con Trump, avalúos de inmuebles y remuneraciones a empleados.

La pesquisa de James comenzó como un asunto civil, examinando posibles violaciones a las leyes estatales que se castigan con sanciones como multas, y se enfocó en algunos de los mismos problemas. Ahora su investigación también atañe la posibilidad de que haya habido conducta delictiva.

¿POR QUÉ LA PESQUISA DE LA FISCALÍA ES AHORA PENAL?

La oficina de James informó recientemente a la Organización Trump que la pesquisa que está realizando sobre la empresa se había ampliado a un asunto penal. La fiscalía reveló públicamente el cambio el martes en la noche.

“Hemos informado a la Organización Trump que nuestra investigación a la compañía ya no es de naturaleza meramente civil”, indicó la oficina de James en un comunicado.

“Ahora estamos investigando activamente a la Organización Trump con carácter penal, junto con el fiscal de distrito de Manhattan”, agregó.

La oficina de James no explicó el motivo por el que cambió el enfoque de la investigación ni por qué decidió anunciarlo públicamente.

Andrew G. Celli Jr., funcionario de alto rango en la fiscalía de 1999 a 2003, dijo que habitualmente no se anuncia al público cuando el carácter de una investigación pasa de civil a penal.

Señaló que la declaración podría ser un indicio de que “algo más está por venir públicamente”, o podría ser una forma de “enviar un mensaje a testigos y a blancos por investigar”.

Otra posibilidad no tan dramática es que alguien más hubiera avisado a los medios sobre el cambio y la oficina de James se haya visto obligada a responder públicamente a pregunta expresa.

“Sin duda, hay alguna razón estratégica o táctica detrás de este anuncio”, declaró Celli. “Declaraciones como ésta tienen un significado. No salen de la nada”.

¿CÓMO RECIBIÓ TRUMP LA NOTICIA?

Trump emitió el miércoles una declaración de 900 palabras llena de quejas ya conocidas sobre las investigaciones y con críticas a Vance y James.

El exmandatario se quejó de que está siendo “injustamente atacado y maltratado por un sistema político corrupto”, y sostiene que las pesquisas penales forman parte de un complot demócrata para silenciar a los electores que lo apoyan e impedir que vuelva a postularse a la presidencia.

Trump también reiteró su aseveración de que las pesquisas son “una continuación de la mayor cacería política de brujas en la historia de Estados Unidos.”

“No hay nada más corrupto que una investigación que está buscando desesperadamente un delito”, declaró Trump. “Pero no se equivoquen, eso es exactamente lo que está sucediendo aquí”.

¿QUÉ MÁS ESTÁN INVESTIGANDO?

La oficina de Vance no ha dicho públicamente qué es lo que está indagando, invocando las normas de confidencialidad del jurado investigador, aunque algunos detalles salieron a la luz durante la batalla legal para conseguir acceso a los expedientes fiscales de Trump.

La investigación de Vance incluye indagar la relación de Trump con sus acreedores; una donación de tierra que hizo para tener derecho a una deducción del impuesto sobre la renta; y una deducción impositiva que su compañía reclamó en torno a millones de dólares pagados en honorarios de consultoría.

Parte de ese dinero fue a parar a la hija de Trump, Ivanka, quien ha negado haber incurrido en alguna irregularidad. En un tuit emitido en noviembre, Ivanka describió la investigación como “acoso y nada más”, y señaló que la pesquisa estaba “100% motivada por la política, la publicidad y el encono”.

La fiscalía a cargo de James también ha estado examinando la donación de tierra e investiga expedientes relacionados con un edificio de oficinas de Trump en la ciudad de Nueva York, un hotel en Chicago y un campo de golf cerca de Los Ángeles.

En las últimas semanas la pesquisa de Vance parece centrarse en el añejo jefe de finanzas de Trump, Allen Weisselberg. Su exnuera, Jen Weisselberg, está cooperando en ambas pesquisas. Ella ha facilitado a los investigadores expedientes fiscales y otros documentos mientras indagan si algunos de los empleados de Trump recibieron remuneraciones no incluidas en los libros contables, tales como apartamentos o matrículas escolares.

Fue entregada una citación a Weisselberg en la investigación civil de James y testificó un par de veces el año pasado.

El hijo de Trump, Eric, también recibió una citación como parte de esa pesquisa y testificó antes de las elecciones de noviembre de 2020.

¿ESTO SIGNIFICA QUE TRUMP ENFRENTARÁ CARGOS?

El anuncio de James de que se ha ampliado la investigación no necesariamente es un indicio de que planea presentar cargos penales.

Si eso fuera a suceder, de acuerdo con la ley estatal, ella necesitaría autorización de un fiscal de distrito de condado, como Vance, o del gobernador o de una agencia estatal.

Celli afirmó que no es raro que una investigación civil efectuada por la fiscalía halle evidencia de delitos penales.

En tales casos, dijo, a veces los abogados de la fiscalía serán designados especialmente para trabajar como fiscales penales con una fiscalía local de distrito.

Prensa Asociada


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *